viernes, 16 de enero de 2009

Director 2009.01.16

Me gustaría saber si todas esas personas que ensalzan y bendicen a nuestros respectivos políticos –en estos momentos de pre-elecciones- son conscientes de que en nuestra hermosa región gallega, hoy, 16 de enero se quedarán sin trabajo 600 personas; mañana, día 17, se irán al paro otras 600 trabajadores; pasado mañana, día 18, otros tantos… y así sucesivamente… hasta que una mente iluminada, analice como Dios nos dio a entender, y –como en cualquier hogar- comience a reducir gastos irresponsables y baje los altos porcentajes de los impuestos directos e indirectos.
¿Tan amenazado de muerte estaba, por ETA, nuestro Presidente de la Xunta de Galicia cómo para tener que instalar el “tercer nivel de seguridad” en los cuatro automóviles de alta gama, que hace unos meses se han comprado?...¿Tan necesaria es nuestra Televisión Gallega, cuando no hay un solo minuto cultural y formativo en su “parrilla”, para que de nuestros impuestos se tengan que gastar veinte mil (20.000) euros diarios?... ¿Tanto urgía cambiar el despacho que ocupó durante bastantes años don Manuel Fraga Iribarne; e incluso, ampliarlo (y en el que estuve en un par de ocasiones); e, incluso, gastarse otro buen montón de euros en cuadros de pintura, en lámparas y muebles, como para no poder esperar a que llegasen “tiempos mejores”… y no ahora que toda la estructura económica se ha venido abajo?... ¿De verdad, de verdad, que son necesarios esos viajes de placer a “la perla del Caribe” (conocida por el nombre de Cuba) y que ciertos “protegidos” del actual gobierno bi-partito disfrutaron y disfrutan?... ¿Y qué nos dicen de los inversores foráneos que desisten de invertir en Galicia, por culpa de la imposición de nuestro idioma, cuando generarían puestos de trabajo--- y que tanta falta nos hacen, en estos momentos?... ¿Por qué se silencian las “zancadillas” que se le pusieron y siguen poniendo a una prestigiosa Firma como lo es Pascanova?... ¿Qué se piensa hacer para que Citröen-Vigo no despida a novecientos (900) trabajadores, dentro de 15 días… y pase a unos cuatrocientos o quinientos trabajadores más a “vacaciones anticipadas o forzosas”, unos días después de que hayamos depositado el voto?...
Bueno, así nos pasaríamos un día entero interrogante tras interrogante; ya que es muy sospechoso que las grandes contradicciones nos llegarán después de pasado el primero de marzo próximo. Ahora no les conviene a quienes formaron el “pacto del Tinell gallego” enseñar las cartas; porque, si lo hicieran, perderían las elecciones. ¿Y por qué digo “perderían”?.- se estarán preguntando. Porque para nadie es un secreto que los anarquistas, separatistas y socialistas votarán todos, absolutamente todos; mientras que la gente de la derecha y la burguesía preferirán irse a comer a un buen restaurante… y si no toca “hacer los deberes” y están hasta el gorro de la familia, pues… quizás vayan a depositar el voto. Pero lo más triste de esta historia es que, luego, se quejan de los resultados. Miren, respetables votantes de la derecha, hasta que no vuelva la esclavitud, no se puede enviar el voto por la sirvienta. Y si para ustedes, el perfume y las joyas que portan son incompatibles con la “chusma”… pues quédense donde están… y, los votantes de las izquierdas y sus “compañeros del pacto del Tinell gallego”, les dan las gracias por su generosidad y por poder seguir usando coches de alta gama, despachos de lujo asiático y tarjetas de oro a cargo de todos los gallegos o residentes en Galicia.
Luís de Miranda.