martes, 26 de febrero de 2008

Director 2008.02.26

Reconozco que tuve que ver la representación teatral de los señores Zapatero y Rajoy, por ocupar el puesto que ocupo en esta Emisora. De otro modo, si no perteneciese al mundo de la información, me iría a cenar fuera y a ver alguna película, ya que no tendría problemas para reservar mesa ni tampoco para estacionar el vehículo. En una palabra, viviría una velada “agarimosa” y preñada de comodidades.
Como les adelanté en el día de ayer, a las seis de la tarde, estas puestas en escena de los señores candidatos para ocupar la nada cómoda residencia de La Moncloa (templo del poder absoluto) me provocan sarpullido. Es vergonzoso y decepcionante que a estas alturas del devenir de España, todavía se siga jugando con los españolitos de a pie, como si los más de 20 millones de posibles votantes necesiten urgentemente pasar por el “sillón de los mejores psicólogos o psiquiatras”. Y no sólo me estoy dirigiendo a los dos grandes Partidos Políticos que pueden y podrán seguir alternándose en La Moncloa, sino a los 21 restantes. Esos que sus responsables no tienen el valor de adelantarles a sus votantes que los votos que obtengan se los venderán al señor Zapatero y acólitos. Esos que son tan cobardes y traidores (políticamente hablando) que no se atreven a decirnos a los españoles a quien de los dos les entregarán los escaños, a partir del 10 de marzo. Esos que antidemocráticamente firmaron el pacto del Tinell… para que mi querida España siga gobernada como si se hubiera o hubiese convertido en un cortijo. Esos que a través de unas encuestas que nos pasaron los señores Gabilondo y Prat dieron como ganador al señor Zapatero. Porque no olvidemos que todos esos que ayer se inclinaron por el candidato del PSOE son los que componen el pacto del Tinell.
Pero iguales calificativos (sólo en términos políticos) se merecen los señores Zapatero y Rajoy, por no decirnos a quienes comprarán, a partir del día 10. Y es que el sentir de sus votantes les tiene sin cuidado. Lo importante es llegar a Presidir el Gobierno español. De ahí que muchos de sus votantes (de uno y otro Partido) jurarán en arameo , una vez que comprueben con que ciudadanos han “contraído matrimonio” y en qué camas tendrán lugar las cohabitaciones.
Lo que sí está claro es que los catalanes de CiU ganan siempre las elecciones… y desvalijan nuestras arcas con la anuencia de cualquier candidato a La Moncloa, a cambio de sus escaños. Para mí lo único que resaltaré es lo que siempre vine diciendo por los distintos Países donde he residido y trabajado: los votantes de la izquierda, los nacionalistas y los anarquistas siempre que forman parte de un debate jamás dejarán oír aquello que no sea común a sus doctrinas. Y ayer se habrán dado cuenta que el señor Zapatero violó las reglas del respeto a quien en esos instantes estaba en uso de la palabra interrumpiendo repetidas veces al candidato del Partido Popular… mientras el moderador, señor Campo Vidal. miraba para otro lado, en señal de obediencia a su militancia socialista, hasta que tuvo que reaccionar… para no dañar su imagen de “imparcial”.
Lo que hacen nuestros políticos con España es patético. O reforman la Constitución vigente… o nos vamos todos a la m…Y después insultan a los Países latino-americanos, calificándolos de “Países Bananeros”.
Me gustaría que algún día un valiente me presentase a la dueña del “bourdel”.