jueves, 17 de abril de 2008

Director 2008.04.17

A mi me enseñaron, hace ya muchos años, allá en los tiempos de María Castaña, que “la unión hace la fuerza”. Y ahora que entré en un nuevo siglo y, a la vez, en un nuevo milenio, resulta que si fragmentamos la Patria, el País, la Nación (que cada uno la denomine como quiera y sepa), es mucho mejor. ¿Y saben por qué?... Porque al “balcanizar” un territorio y dividirlo por “castas”, cada “anti” nos muestra sus dientes y el odio que estuvo acumulando durante décadas. De ahí que, ahora mismo estemos viviendo lo que hace cuatro años, nuestro Presidente, don José Luís Rodríguez Zapatero le reprochó al Gobierno de don José María Aznar;… y curiosamente, a mitad del mes de abril del año 2008, se aprueba aquello que fue reprobado desde los bancos de la oposición. Y es cuando se está en la oposición, los favores y las atenciones tienen otro cariz , se ven las cosas de otra manera y los que comparten “mesa y mantel con el poder” están en el escalón que siempre han soñado aquellos que arrimaron el ascua a sus sardinas y que llegaban a fin de mes con el agua al cuello, como llegamos un altísimo porcentaje de los españoles.
Los que fuimos y somos unos consumidores natos del mundo de la Radio, y sintonizamos una y otra Emisora (incluidas alguna que otra que emiten desde el exterior de nuestras fronteras), estamos descubriendo el peligro tan enorme que estamos corriendo al oír, por ejemplo,a los responsables de Aragón, Valencia, Murcia y Almería, asi como a los de Cataluña, mientras se recuperaron las promesas que ha hecho don José Luís Rodríguez Zapatero en el mitin de Zaragoza .
El problema que yo veo, al inicio de una nueva etapa de contradicciones y demagogia, es que la “balcanización” que están llevando a cabo los anti españoles, los separatistas y los terroristas nos está alejando a las regiones españolas de una conexión (ahora, deteriorada) y de una solidaridad (ahora, prostituida).
Luís de Miranda