miércoles, 23 de abril de 2008

Director 2008.04.23

Recordarán ustedes que en mi comentario del día de ayer censuré la aptitud de don Mariano Rajoy, cuando chulescamente se permitió la licencia de invitar a todos aquellos que no piensen como él, que se vayan del Partido Popular. Lo que traducido al lenguaje que todos entendemos quiere decir que don Mariano Rajoy no quiere saber nada de aquel, aquella o aquellos que puedan hacerle sombra, ya que eso significaría que aceptaría un proceso democrático. Y como vengo confesando desde hace 30 años, jamás esperemos gestos democráticos de nuestros políticos, puesto que dentro de cada Partido Político existe y se practica la más asfixiante, dura y perversa dictadura, que ninguno de ustedes puede imaginar. De ahí que este humilde comunicador suba por las paredes y se enfade como nadie, cada vez que oye de cualquier político español la palabra “democracia” o “país democrático”… cuando ellos jamás la han practicado. Y lo más grave de esta conclusión es que jamás se lo permitirán a nadie.
Los responsables padres españoles están temblando de miedo a la espera de que se imponga la asignatura de formación de “pensamiento único” (bajo el absurdo título de “Formación de la Ciudadanía”). Pues, por si esta preocupación no les quitaba el sueño, resulta que el responsable de Castilla-La Mancha, señor Vill………….., declaró en un tono vehemente que no son los padres quienes tienen que educar a los hijos, sino la escuela y el Gobierno. O sea que, y aprobando su propio pensamiento, los padres que en la Alemania de Hitler les decían a sus hijos que el camino a seguir era el de la “democracia”, estaban equivocados. E igualmente, los padres de la España gobernada por don Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España (por más señas) que nos decían que teníamos que luchar por la democracia, según a la conclusión que ha llegado este impresentable, también estaban equivocados; puesto que a los niños y a los jóvenes quienes tienen que formarlos son las Aulas y el Gobierno… y no, los padres.
Estas declaraciones y otras más, son los “globos sonda” que “suelta” el gobierno de don José Luís Rodríguez Zapatero, para estudiar las reacciones de la sociedad española… y poder avanzar –si no son muy reacias- hacia un socialismo trasnochado. Y es que, a mi humilde entender, el señor Zapatero, a parte de dividir a la nación española, en “buenos y malos”, intenta recuperar un sistema de izquierdas que se vivió a finales del siglo XIX y principios del XX. Y no contento con ello, está destrozando la Constitución Española… hasta el extremo de que quienes van a sufrir este “giro de 180 grados” van a ser los componentes de nuestra Casa Real, cuando supuestamente tengo entendido que el garante de la Constitución Española es el Rey: don Juan Carlos I.
Ojalá me equivoque, pero si los padres españoles no reaccionan inmediatamente, oiremos muy pronto a nuestras niñas y niños, a nuestras y nuestros adolescentes, gritar a pulmón abierto “¡Socialismo o muerte”.
Luís de Miranda.