jueves, 8 de mayo de 2008

Director 2008.05.06

A pesar de los años que llevo en contacto con nuestros principales políticos nacionales, regionales y locales, las actuaciones de don Mariano Rajoy no las entiendo, salvo que el Partido que él dirige se unifique con el actual Partido Socialistas Obrero Español. (por cierto, cada vez que escribo “obrero” me parece que estoy cometiendo un sacrilegio, ya que la experiencia acumulada durante los 33 años transcurridos me dice que dicha organización política de lo que carece realmente es de preocuparse y proteger a la masa trabajadora… y mucho menos de colocar a quienes tienen la desgracia de estar en las interminables listas de parados. Y si me dicen de los contactos con los Sindicatos Nacionales, vuelve a darme la risa tonta, puesto que los responsables nacionales de CC.OO. y U.G.T. están viviendo desde hace más de tres décadas de nuestros impuestos. O sea, para entendernos, a cuenta de los presupuestos del Estado. Y como eso es así, no dejan de ser unos auténticos subordinados del Presidente del Gobierno Español y unos “vende obreros”. Por consiguiente, como diría nuestro recordado don Felipe González Márquez, la tomadura de pelo es doble.
Pero quiero regresar a don Mariano Rajoy… En el día de ayer, la totalidad de los medios informativos y en especial los medios del régimen de don José Luís Rodríguez Zapatero están aplaudiendo sin cesar cuanta actuación lleva a cabo el responsable del Partido Popular y aspirante a La Moncloa en el año 2012: en este caso fue la exclusión voluntaria e inteligente del señor Aceves.
Analizando los gestos ante las cámaras de Tv., a don Mariano rajoy no le gustó en absoluto la marcha del señor Aceves; puesto que se le adelantó a la “purga”. Lo que no está valorando el señor Rajoy son las consecuencias de tanta “purga”, al puro estilo soviético, pues si mi “olfato político” no me traiciona, el desprenderse de cuantos han sido leales a don José María Aznar y a don Manuel Fraga Iribarne, los resultados de esa prepotencia suya, señor Rajoy, se van a ver reflejados en las próximas elecciones autonómicas.
Don Mariano Rajoy, y se lo digo desde mi posición que nada tiene que ver con su Partido, ni cobro ni un solo céntimo de su Partido, ni ocupo ningún puesto patrocinado o subvencionado por su Partido, ni le debo ningún favor a su Partido. Por lo tanto, me creo en una posición de total imparcialidad… Si de verdad quiere ocupar La Moncloa en el año 2012, le confieso que va usted en sentido contrario al de sus posibles votantes. Ahora bien, si a lo que usted aspira es ocupar un puesto sufragado por el señor Rodríguez Zapatero, está usted en el camino correcto.
En definitiva. Pienso que sus votantes, la gran mayoría de sus votantes, esperan que en el Congreso que celebrará su Partido el mes próximo, los Compromisarios asistentes reaccionen y lo sustituyan de inmediato… si en verdad la derecha española espera reemplazar o sustituir al peor de cuantos gobiernos hemos tenido desde las votaciones de aquel año de 1977.
Luís de Miranda.