miércoles, 25 de junio de 2008

Director 2008.06.25

Ayer comentábamos en esta Emisora que agradecemos a nuestros jóvenes que mantengan esta tradición de la noche de “las meigas”, como normalmente la denominamos la mayoría. Y es que ciertas tradiciones, aunque si las analizásemos con imparcialidad, no tienen razón de ser. Pero si a nuestros ancestros les hacía felices, ¿por qué vamos nosotros a rechazar aquello que nos libera de tantas presiones y complejos, aunque sólo sea un día al año?... De ahí que, una vez más, felicitemos a nuestros jóvenes por haber recogido el “testigo”.
A quien hay que felicitar de verdad, verdad, es a nuestro Alcalde, don Javier Losada (como máximo responsable de la ciudad) y al mismo tiempo le pedimos que esta felicitación nuestra se la haga llegar a los responsables de las Concejalías afectadas, así como a nuestra Policía Local, por habernos autorizado a divertirnos con la mayor libertad. Y también por haber sabido coordinar organización, seguridad ciudadana, tráfico y posterior limpieza de toda el área. Porque, en honor a la verdad, durante la tarde de ayer el tema de conversación giró en torno a la recuperación de las playas y de sus entornos, en un tiempo record. “Chapeau”, como dirían los franceses, a todo el personal que ha hecho posible que la belleza de nuestras playas y de nuestro Paseo recuperase su estado diario a las pocas horas del amanecer del nuevo día.
Actuaciones como la mencionada son las que nos llenan de orgullo a los ciudadanos de contar con un personal capaz de convertir un extenso basurero en un pedazo del Eden.
Luís de Miranda.