lunes, 21 de julio de 2008

Director 2008.07.21

Comenzar esta mini semana recordándole a todo un pueblo anestesiado que estamos situados sobre un punto muy delicado y peligroso, es perder el tiempo, puesto que a la mayoría de los españoles lo único que les interesa es pasar unas buenas vacaciones, que Cristiano Ronaldo fiche o no por el Real Madrid y que el señor Solbes siga sin saber qué hacer… ya que está pidiendo ayuda a asesores internacionales para que le digan que es lo que tiene que hacer para que nuestra deteriorada España comienza a emerger: Alemania y Francia ya han tocado fondo y comienzan a recobrar la situación anterior.
Al pasear por los restaurantes y las cafeterías, nadie puede pensar que a un porcentaje elevado de esos clientes, la Banca nacional les va a embargar el piso, el chalé , el barco de recreo o el coche. Y en algunos casos dos o tres casi propiedades de las ya mencionadas.
Mis tantos años de vivencias me hacen pensar que la gente no es consciente de lo que se nos viene encima. Cree, que -al igual que nuestro señor Presidente del Gobierno de España y sus adláteres- esto no es más que una campaña de desprestigio hacia el gobierno actual debido a la cercanía de unas nuevas elecciones. Incluso, voy más lejos… Me agradaría despertar de este letargo a esos millones de compatriotas que piensan que si el problema no se arregla y sus esposas, esposos e hijos se van al paro, el Gobierno les pagará las hipotecas y la cesta de la plaza y los paquetes de cigarrillos y las cañas de cerveza y las vacaciones en Canarias… como se hace con los multimillonarios a los que tenemos que ayudarles para que sus Compañías salgan de la quiebra.
Y si podíamos tener un atisbo de esperanza, resulta que el Partido Político que algún día podría implantar de nuevo las líneas económicas por las que pudimos llegar a Mastrich en tiempo record y alcanzar la moneda “euro”… y escapar de esta pesadilla que golpea nuestros bolsillos y nuestro equilibrio emocional… resulta que el Partido Popular que tenía que representa a la España de derechas se ha entregado a los brazos del poder actual y ha dejado vendidos a más de diez millones de creyentes, los que no saben qué ruta han de tomar y a que Partido Político han de afiliarse o entregar sus votos para dejar de ser considerados por otros como los apestados de un País al que se nombró a una altísima personalidad como garante de la Constitución española… y permite que ante su presencia no se interprete el himno nacional; permite que no se le rindan honores a nuestra enseña nacional; permita que una Ministra haya presionado para que no se celebrase en Marín la Misa que precede a la entrega de Despachos a la nueva oficialidad (por ser ella atea confesa)… y en vista de que los altos mandos militares no lo aceptaron, se negó a estar presente en tan honrosa ceremonia; que permita que en determinadas autonomías nuestros hijos y nietos no puedan estudiar en castellano; que permite que se le obligue a recibir a un loco de perinola (como dicen allén de los mares) llamado Hugo Chávez, porque es un personaje que les cae muy bien a nuestro Presidente y a nuestro Ministro de Asuntos exteriores… mientras secuestran, esquilman y asesinan a españoles con un nivel económico aceptable… y nadie le exige responsabilidades a los responsables venezolanos; que permite que la Justicia se haya politizado hasta los tuétanos, etc., etc.
Nadie está exigiendo más de cuanto está escrito y aprobado en nuestra Constitución. Lo digo por aquello de fascista, y asesino: calificativos que siempre están en la boca de quienes el único argumento que tienen es la violencia oral y física.
Luís de Miranda.