jueves, 25 de septiembre de 2008

Director 2008.09.25

Es muy duro para nosotros, los que nos dedicamos a ser notarios de las informaciones, el que tengamos que dar a conocer a sus familiares, amigos y público en general que un buen amigo se está jugando la vida, por culpa de un maldito “diente del engranaje” que sostiene y mantiene nuestra cabeza, tronco y extremidades.
Ayer hemos podido leer en un Diario de gran tirada local y nacional que el exConcejal del Excmo. Ayuntamiento de La Coruña, el señor Matos Azocar (o para quienes gozamos de su personalidad,”Palau”) se encuentra ingresado en el Hospital Universitario de La Coruña, donde –parece ser- que su estado es de máxima gravedad.
Lo que me da más rabia de esta dolorosa situación es que el pasado viernes (hace seis días) mi amigo Palau venía de la casa de su hija y se paró unos minutos con quien les está hablando, aquí, en la Emisora, y nos prometimos tomar café en la Plaza de España en la tarde de ayer o en la de hoy.
Otra cosa que me saca de quicio es que Palau ha sido un Concejal que ha hecho favores (a veces, grandes favores) a un montón de coruñeses y ha sabido aceptar siempre las reglas de la democracia. Y una prueba de ello es que aun cuando en escasas ocasiones le lancé alguna crítica por su labor como edil al servicio del pueblo, siempre ha habido entre nosotros un respeto y un abrazo sincero. Porque Palau ha sido transparente como el agua clara. Y en lo que nunca cayó fue en abusar del poder que se le concede a todo Concejal y negarle “el pan y la sal” a todo aquel que no le bailaba el agua de “su agua”.Fue y era sabedor que se debía al pueblo que le había votado y que con justicia o injustamente ese mismo pueblo tenía el derecho de manifestarle su aprobación o desaprobación.
Palau, debido a tu gravedad, sé que no me puedes escuchar (pero eso, ahora, no me importa) pero quiero que sepas que estás y pasarás a la pequeña lista de demócratas: la que voy conformando a lo largo de mi vida profesional.
Yo, como creyente, pido a Dios que te saque de ese oscuro pozo en el que te encuentras en este momento y que tu recuperación sea la más completa posible. Recibe mi mejor abrazo, buen amigo.

Luís de Miranda