viernes, 12 de septiembre de 2008

Director 2008.09.12

Muchos de los que me leen en la página web, así como algunos que me escuchan a través de la Radio, me llaman de todo (menos bonito) y me tildan de fascistas (unas veces), de talibán (otras veces), etc., etc… y sólo unos pocos me agradecen que llame al pan, pan; y al vino, vino. Por lo tanto (ya que las matemáticas son una ciencia exacta), amigos, lo que se dice “amigos”, parece ser que tengo muy pocos. Claro que eso no me preocupa lo más mínimo. Lo que me satisface –aunque la mayoría de ustedes no lo comprenda- es seguir al pie de la letra aquello que me enseñaron mis grandes maestros: los señores José María Castroviejo, Álvaro Cunqueiro, José Filgueira Valverde, Ulpiano Vigil Escalera y monsieur André Camp, director de los Servicios Informativos Exteriores de la Radiodifusión, Televisión Française. Y cada año transcurrido y cada día que pasa procuro cumplir sus mandatos, aunque me cuesten lo que me cuesten, aunque tuviese que dejar mi querida España por segunda vez,. De ahí que sienta vergüenza ajena de algunos compañeros de profesión. Claro que, y también lo comprendo, cuando se necesita ese asqueroso y mínimo sueldo mensual, el honor hay que dejarlo en casa y cerrado con cuatro candados.
Supongo que a estas horas del día de hoy, 12 de septiembre de 2008, ya habrán leído el principal titular del Diario “La Opinión” de La Coruña:
“LOSADA Y TRES EDILES VIAJAN A EE.UU.EN PRIMERA Y SE ALOJAN EN UN HOTEL DE LUJO”.
Vamos a ver cuando unos “cualesquiera” (no lo tomen en sentido peyorativo o al pie de la letra) llegan a la política y se dan cuenta que las arcas (donde supuestamente se guardan y administran nuestros impuestos) están atiborradas de euros y que dichos euros no son de nadie (palabras de una Ministra socialista y que la gran mayoría de los políticos comparten)… lo más fácil, lo más asqueroso, lo más corrupto, es meter la mano dentro y pagarse unas buenas vacaciones. Y ninguno de mis colegas de profesión se atreve a poner las cartas sobre la mesa, para que algún día se pudiese terminar con estas malas prácticas, y decirles a la cara que ninguno de los cuatro en el supuesto de que trabajasen en Compañías privadas, con el sueldo que iban a percibir con arreglo a sus conocimientos, jamás se podrían pagar una semana en el Sheraton New York, en la 7ª Avenida, ni viajar en primera clase. Y para más INRI, y como informan de todo ello, Ruben García y Ana Blanco, del Diario “La Opinión” de La Coruña una gestión que duró exactamente una hora… resulta que nuestros ediles coruñeses se quedan en la “Gran Manzana” una semana. Y para más INRI (otro INRI más) es que los dos varones -la pareja ya está consolidada en María Pita- Carlos Negreira y Enrique Tello aspiran a ser Alcaldes de nuestra bella Coruña.
Visto lo visto, ¿el actual y los dos aspirantes se merecen nuestros votos?... Mi conciencia me dice que los que voten por ellos, son tan corruptos e inmorales (políticamente, claro está) como ellos mismos. Esto me recuerda que el gallinero de nuestra villa está cuidado por tres zorros.
El único consuelo que nos queda son las próximas elecciones.

Luís de Miranda