miércoles, 26 de noviembre de 2008

Director 2008.11.26

El pasado domingo, y como ya estarán enterados todos ustedes, en Venezuela se han celebrado elecciones para renovar 603 cargos municipales y regionales, entre los que 23 de ellos son para ocupar las Gobernaciones y más de 300 corresponden a Alcaldías.
Pues bien. De las cinco Alcaldías que tiene la capital de Caracas, los opositores a Hugo Chávez han ganado en 4 de ellas, y en esas 4 está la Alcaldía Mayor, cuya responsabilidad recayó en don Antonio Ledesma, del Partido Unidad Opositora, con un 52,4% de los votos.
En cuanto a las Gobernaciones, los “chapistas” han perdido las del Estado Zulia (capital Maracaibo) y bastión petrolero. También la del Estado Miranda (capital Los Teques) y que envuelve al Distrito Federal: otro foco estratégico y económico del País. Y por si no fuera suficiente, ganó en el Estado del Táchira (capital San Cristóbal) con su segunda población comercial y fronteriza con Colombia, como lo es San Antonio. También lo hizo en el Estado Carabobo (capital Valencia), donde se genera la industria del automóvil en la misma raya de la frontera con el Estado Aragua y donde el segundo puerto marítimo, como lo es Puerto Cabello, da salida a otra gran refinería: el Palito. Y finalmente, el Estado de Nueva Esparta, con su famosa Isla de Margarita como generadora de divisas y puestos de trabajo (es la equivalente a nuestras Islas Canarias: libre de impuestos), se ha mantenido anti-chavista.
Con este futuro por delante, y manteniéndose al margen gobiernos corruptos, a través de sus medios de propaganda, es posible que la Venezuela actual vaya despertando de su sueño “bolivariano”, según les “vendió” Chávez. Y al hacerlo, al despojarse de esa férrea dictadura del “bolivariano” Hugo, vuelvan a saborear el placer que generan las democracias “bananeras”. Y ese placer tan atractivo hará que Venezuela, debido a la generosidad de los petrodólares, siga en el grupo de los países menos desarrollados, pero más influyentes, gracias a que son bastantes los Presidentes de Gobiernos sostenidos por otras fuerzas políticas que se prestan a “poner el cazo” y sus Cuerpos Consulares, también. De ahí que, a través de esas Carteras, nos lleguen informaciones sesgadas y no coincidentes con la realidad. Sólo nos basta como muestras los titulares de nuestros medios escritos, donde se nos “vendió” que Hugo Chavez sigue en pie en 17 Estados, de los 22. Pero lo que no han destacado es que en esos 17 Estados viven el 27% de la población total. Como tampoco nos han dicho que el poder social y económico del País está en manos de la oposición… y que el poder de las armas de fuego está en posesión de los socialistas chavistas, siempre dispuestos a pegarle un tiro en la frente a no importa quien… con tal de que no abrace o ensalce el “chavismo”.
Lo único que tendrán que hacer los elegidos es “no hacerse notar”, puesto que en el momento en que Hugo Chávez se le crucen los cables, saca los tanques a la calle y se carga otros doscientos muertos, en un par de horas. Tendrán que gobernar silentes y, cual hormiguitas, ir pasito a pasito.
Luís de Miranda