miércoles, 17 de diciembre de 2008

Director 2008.12.17

Señoras y señores… Cuando faltan 73 días para las elecciones autonómicas, los distintos medios de información que manejan aquellos que pueden permitirse el lujo de aprobar o suspender las subvenciones, ya nos van destacando promesas y más promesas... y sin el menor pudor. Porque la única idea que tienen los políticos es llegar a la poltrona, aunque tuvieran que encarcelar a todos sus ancestros y amigos; ya que lo importante es traspasar las puertas de las decenas y decenas de “San Caetanos” que hay.
Me imagino que a muchos de ustedes nos les sorprenderá que cada aspirante a coche oficial y “tarjeta oro” vaya dejando por el camino a valiosas personas que hasta el día de ayer tanto les han ayudado. También recordarán que quienes han estado durante 30 años abandonados a la suerte de sus escasos votantes y simpatizantes, a esta fecha son los que anuncian a bombo y platillo que ellos son los únicos que pueden llevar a Galicia a la cima del mundo; que pueden enviar a “galeras” a cuanto “chorizo” descubran… y sin esperar a que la Justicia los condene al cabo de 10 ó 15 años: tiempo que necesitan los Jueces para emitir una justa sentencia… etc., etc.
Lo que no tienen la valentía de decirnos a los votantes es que todas estas acusaciones que se están echando a la cara, unos a otros, son puro teatro; que lo que interesa es que la gente se cabree y se disgreguen, porque lo que si tienen claro, muy claro, es que los votos del PSOE y los del BNG van a estar en la misma cesta… les guste o no a los “tontos de los cojones”, como los definió el Alcalde de Leganés.
De hecho, y si uno tiene acceso a las cúpulas de los Partidos aspirantes a la Presidencia gallega, se dará cuenta de que ya lo están celebrando y repartiéndose las Consejerías. Y es aquí, en este punto, dónde cada aspirante al coche oficial y a la “tarjeta oro”, desenvaina su “catana” y no le tiembla el pulso en decapitar a su propio hermano de sangre… hipotéticamente hablando (escribiendo).
Ignoro cómo presentará e iniciará su campaña electoral el Partido Popular. Sea el modelo que hayan elegido o los asesores que hayan contratado, y mientras el señor Rajoy siga al frente de la derecha española, que se olviden de San Caetano y de María Pita, en nuestra ciudad.
Pienso, por aquello de considerarme un ser vivo, que el mejor regalo que el señor Rajoy le puede hacer al señor Núñez Feijoo es… no presentarse por Galicia. Aquí, en nuestra tierra meiga, los votantes de la derecha no van a olvidar al señor Ortega Lara, ni a la señora San Gil, ni al señor Mayor Oreja, ni la negativa a presentar “mociones de censura” en los ayuntamientos vascos regidos o protegidos por la banda terrorista ETA, ni tampoco el intento encarnizado de “cargarse” a doña Esperanza Aguirre… por aquello de mencionar los actos más sangrantes.
Para terminar debo decir que estoy de acuerdo en que se vayan preparando las listas de las Consejerías gallegas, de las Direcciones generales y también agrandando y decorando los despachos de los nuevos y nuevas Conselleiras… y también la lista de los coches blindados (al fin y al cabo qué son 80 millones de “pelas” por vehículo). Porque mientras la derecha gallega siga teniendo complejo de inferioridad y de comportarse como si estuviera en la clandestinidad, el matrimonio PSOE y el BNG (a pesar de las riñas y de los dimes y diretes) durará como el PRI mejicano: 75 años.
Ahora entiendo al cien por cien porqué gente de la derecha me llama (en plena calle o a través del teléfono) y se desahoga con calificativos que ni puedo ni debo decir (escribir). Y es que con lo que está cayendo por doquier, con el despilfarro y alardes de “nuevos ricos” que está haciendo el poder, con una corrupción que va “crescendo” a pasos agigantados… y “el gallego del rellano” les recuerda a sus ad-láteres, a sus simpatizantes y a sus votantes que “él sabe muy bien lo que está haciendo”. No dudo que no sepa lo que está haciendo. Pero, a mi modo de ver, el señor Rajoy y su “mariachi progresista” no ganan unas elecciones ni con la bendición apostólica… o aunque las retrasasen hasta el 22 de marzo, con lo cual al PSOE se les descubrirían las cartas. Y el PSOE tiene una gran experiencia en gobernar y no va a correr el riesgo de que se conozcan los datos del primer trimestre de 2009: los que podrían condenarlo al fuego eterno.
Así que vuelvo al principio. Faltan 73 días para que el BNG siga rigiendo los destinos de Galicia, con el apoyo del PSOE y de los votantes de ambas candidaturas. Jamás encontraremos a lo largo de la Historia una situación ni tan patética, ni tan clara. Por consiguiente, les pediría a los Partidos que eviten el gasto tan salvaje que mueven las elecciones y que dejen las cosas como están… porque así van a quedar… salvo que el señor Núñez Feijoo se aleje lo más posible del señor Rajoy.
Luís de Miranda