martes, 20 de enero de 2009

Director 2009.01.20

Estoy revisando los comentarios diarios de un par de meses para acá. Y cual será mi sorpresa que esta humilde Emisora está desplazando al tan famoso “Raphel”, puesto que la cantidad de parados que hemos vaticinado a finales del pasado noviembre, y por desgracia, son los que ayer ha anunciado y calculado la Unión Europea: mínimo cuatro millones. Sin embargo nosotros hemos calculado cuatro millones y medio. O sea un 19,5%, aproximadamente.
Otro punto a destacar es la fecha, más o menos real, de febrero o marzo de 2011, cuando nuestra España del alma inicie suavemente la subida a la superficie (pueden leerlo en nuestra página web del 31 de diciembre de 2008).
Por cierto, y llevo semanas pensando en ello, dónde están aquellos que me llamaban agorero, anti cuanto puedan ustedes imaginar, e hijo de una madre que, según los del año 1933 y sus compañeros de gobierno, había practicado la prostitución. No se asusten que mi honorable madre no necesita ninguna defensa.
Pues ya ven ustedes qué fácil es acallar a los analfabetos, a los que jamás comieron caliente, a los que su único lenguaje son los insultos y las amenazas.
En cuanto al principio de este comentario debo decirles que no tienen ningún mérito las previsiones, mientras en matemáticas no modifiquen la “ley” de que dos más dos son cuatro y que dos y dos son veintidós. De ahí que hayamos adelantado que las elecciones gallegas serían el primero de marzo, a pesar de que por aquel entonces el señor Touriño lo negaba. Y, lamentablemente, también hemos acertado con los porcentajes de paro y con el inicio de una lenta, muy lenta recuperación económica. Sólo se necesita ser honesto con la información y no mentirle a las ovejas que van camino del matadero.
Luís de Miranda.