viernes, 6 de febrero de 2009

Director 2009.02.06

Leo, releo, una y otra vez, en la Prensa de hoy que “la Comisión de las Hogueras de San Juan declara a Tello persona non grata” y empiezo a comprender porqué no está aceptando una decena de invitaciones que le he hecho para que venga a nuestros Estudios.
En una oportunidad, y tomando café en un local de la calle Real, un buen amigo (votante del PSOE, por cierto) me dijo que desde que Henrique Tello ejerce el papel de máxima autoridad en nuestro Ayuntamiento no permite que nadie que intente acercarse a él, no le salude en gallego, como mínimo; porque él, Henrique Tello, es consciente de que con el arma del idioma el B.N.G. va a conseguir mas votos que la vez anterior.
Bueno, sea o no cierta la información que me ha dado este buen amigo mío, lo que si es cierto (y compañeros de Madrid me lo han confirmado) es que con la señorita Jennifer Bermúdez adoptó una postura irrespetuosa y de desprecio por su nombre de pila y por no hablar en gallego; cuando esta señorita fue a Madrid, a la Feria Internacional de Turismo, invitada por nuestro primer edil, don Javier Losada Azpiazu.
De ahí que la Comisión promotora de las Hogueras de San Juan, entienda que el señor Tello ha puesto de manifiesto un “sentimiento de intolerancia porque el colectivo nuestro no usa el gallego como lengua de actos y comunicaciones”.
En el supuesto de que dentro de 23 días el B.N.G. obtenga unos cuantos escaños mas -porque así lo han querido los gallegos y los residentes en nuestra tierra- ¿se imaginan ustedes “la cruz que tendrán que soportar” ustedes y sus hijos, caso de que se les ocurra bautizarlos con nombres no “traducidos” a la Lengua de Rosalía? Pues, que jamás podrán estrechar la mano del señor Tello, ni solicitarle un puesto de trabajo -de esos cinco mil que se van a crear antes de que finalice este año-, hasta tanto en cuanto no piensen, no hablen, no canten, no lloren y no gocen en gallego.
Les doy mi palabra de honor que esa no era la opinión que yo tenía hasta ahora de don Henrique Tello. Entendía que defendiese al máximo sus creencias y que hiciese todo lo posible por conseguir más adeptos. Pero de ahí a despreciar a sus compatriotas porque no se expresan en la Lengua Gallega, van quince mil pueblos.
Y lo más curioso de estos Partidos separatistas es que se les llena la boca hablando de libertad, cuando te persiguen y te desprecian por no acatar su dictadura. Menos mal que el pueblo liso y llano -y el mejor ejemplo lo encontramos en nuestra Ciudad de Cristal, llamada antiguamente La Coruña- pasa de todos ellos y la convivencia ciudadana es de lo más normal y cívica. Los coruñeses de sentimientos nobles jamás hemos hecho distinciones entre aquellos que usamos indistintamente las dos Lenguas, entre los que usamos solamente el Castellano o Español y entre los que sólo nos expresamos en la Lengua de Castelao. E igual comportamiento está presente en el resto de las provincias gallegas. Así que este “botón de muestra” que denuncia la Comisión de las Hogueras de San Juan, por el comportamiento inadecuado del señor Tello con la señorita Jennifer Bermúdez, sirva como preludio a una dictadura salvaje y anti democrática: la que, si ustedes así lo deciden, la sufriremos en propias carnes, a partir del próximo 2 de marzo.
Luis de Miranda.