martes, 17 de febrero de 2009

Director 2009.02.17

Director 2009.02.17
Debido al alto porcentaje de paisanos que habitamos en Coruña y su área metropolitana y que hemos vivido durante décadas en Venezuela, donde hemos dejado hijos y nietos por aquellas benditas tierras, es natural que queramos seguir recibiendo información de la nación Bolivariana, por excelencia.
A las cuatro de esta madrugada (10 pm, en Venezuela) me puse de nuevo en contacto con un periodista, al que aprecio y respeto mucho por su honestidad e imparcialidad.
Decenas de veces he comentado que quien puso a Hugo Chávez en Miraflores fueron los Partidos Políticos (que se hicieron llamar demócratas) y que desvalijaron a Venezuela, sin el menor recato: “Acción Democrática” (Partido Socialista) y “Copey” (Partido Social-Cristiano). Sin embargo, la realidad aparente nos da a entender que fueron sus dos golpes de Estado los que lo llevaron a la Presidencia de uno de los Países más ricos del mundo. Y es que los pueblos, una vez que despiertan y se dan cuenta de las promesas incumplidas, de los despilfarros, de los robos a manos llenas, de la corrupción de las Instituciones, por parte de sus gobernantes, recurren a la fuerza de las armas como único medio para deshacer la gigantesca “tela de araña” que, lentamente, fueron confeccionando los mandatarios anteriores. Y en el caso de Venezuela, estaba más que cantado: sólo un militar les sacaría de aquella ciénaga..
El problema que se le presentó a los que, por amor a aquella bendita nación, se han querido quedar allá... es que ahora están “corriendo a contra reloj”, pues no sería extraño que más pronto que tarde, el dictador Hugo Chávez cierre sus fronteras e impida salir a ninguno más: al igual que hizo Fidel Castro.
Los que hemos residido o pasado los fines de semana en Miami recordaremos que aquella pequeña ciudad, ¡de repente y como por arte de magia! comenzó a extenderse superficialmente, debido a la llegada masiva de los cubanos que escapaban de las cárceles o de los fusilamientos. Pues, bien. Ahora, si hace unos pocos años que no pisan Miami se darán cuenta de cómo y de qué manera se está convirtiendo en una enorme ciudad, debido a la llegada masiva de venezolanos, que escapan de la confiscación de sus bienes y, con bastante probabilidad, de pudrirse en la cárcel o de seguir llenando algún que otro “pozo de la muerte”: los más famosos son los del Estado Zulia.
Y tan es así que se han construido y se están construyendo barrios, donde residen y residirán venezolanos, solamente. Y convertirán románticamente un pedacito del Estado de La Florida, en una segunda Caracas.
No sé porqué me ha venido a la memoria aquello de “Dejad que China siga dormida, porque el dia que despierte...”
Dejad que el precio del petróleo siga bajando o que el consumo de carburantes siga descendiendo... y veremos qué tipo de despertar tienen los “chavistas”: los que, por cierto, Chávez armó hasta los dientes.
Existe otro dicho que me encanta “siéntate a la puerta de tu casa... y verás pasar el cadáver de tu enemigo”.
Luis de Miranda.