viernes, 6 de marzo de 2009

Director 2009.03.06


En el programa de anoche, “Vecinos”, adelantamos lo que la Prensa escrita de hoy llevan a la primera página. Y es que la gente está crispada con las imposiciones que se nos intentaba “legalizar” por el Gobierno bipartito. La gente está cabreada por el despilfarro de dinero que hay que hacer en estos momentos de crisis y de desempleo para que ciertos españoles (de una de las dos Españas) sean borrados de la faz de la tierra, por considerarlos las nuevas generaciones como apestados, asesinos, anti-coruñeses y cuantos calificativos queramos añadir... sin tener presente que todavía estamos ciudadanos que hemos sufrido la guerra civil y que hemos sentido en carne propia como los de un lado y los del otro asesinaron a nuestros abuelos, a nuestros tíos, a nuestros hermanos... y los que ya no están, vieron como los ascendientes de los que ahora tanto exigen asesinaron a sus propios hijos. La gente está cabreada por las dificultades que tiene para llegar a fin de mes o para mantenerse en el puesto de trabajo, y hasta ahora nadie ha tomado alguna medida de choque para suavizar esta salvaje recesión. La gente esta cabreada y cansada de ver y leer que tal o cual militante, de tal o cual Partido político, ha robado más o menos que el de la oposición, cuando se destruyen en Galicia 666 puestos de trabajo/día. La gente está cansada de ver sufrir a sus hijos, porque no encuentran el camino del futuro, como lo es el “trabajo”, porque se ha tomado la decisión de que los fabricados y acabados de nuestros productos se elaboren en Marruecos o en China... para que cuatro millonarios gallegos sigan multiplicando el saldo de sus balances anuales. ¿Por qué no se castiga con unos fuertes aranceles las entradas de estos fabricados que llegan de Marruecos o de China?... Porque lo que si es cierto y justo es que si se le permite a la Firma “Z” que elabore su producción en esos Países; y por consiguiente puede llegar a nuestro mercado con ventaja sobre los que soportan las cargas de costos gallegos, es justo también que el resto de Empresas hayan optado por esa via de escape. Y lo más triste de todo esto es que nuestros políticos lo saben, pero no hacen nada para atajarlo. Y no lo hacen para no cabrear al multimillonario “Y” y después se queden sin su “amistad y sin sus favores”.
No hace falta ser muy listo para entender que si se “taponan” con fuertes aranceles las “vias de escape” de nuestra economía, y juegan todos con la misma baraja, inmediatamente vuelve la creación de empleo... Y la creación de empleo trae consigo el consumo... Y el consumo crea automáticamente empleo y progreso.
¿Está claro o tengo que repetirlo?.
Luis de Miranda