martes, 24 de marzo de 2009

Director 2009.03.24



A última hora de la tarde de ayer comencé a leer un libro titulado “los años del miedo”, escrito por Juan Eslava Galán (licenciado en Filología inglesa y doctor en Filosofía y Letras) y entre las pocas decenas de páginas que he leído, el autor destaca con saña y con odio la corrupción y la dictadura de la posguerra.
Hasta aquí, nada que objetar; ya que cada quien ve la vida según el color del cristal con que la mira. Y está en su pleno derecho a escribir lo que le venga en gana.
Yo, usando su propia legítima de escribir lo que me venga en gana, debo apuntarle dos cosas a este caballero. Una.- Yo he vivido y sufrido la guerra civil y la posguerra en mis propias carnes. A mí no me la contaron los abuelos. Mientras que a usted, señor Eslava Galán, se la han contado y ha leído, interpretado y resaltado aquello que le va como “anillo, al dedo” en este momento político. Y dos.- Los nombres de los curas, obispos y falangistas y dirigidos por Franco, que usted refleja en sus páginas, los puedo sustituir por personajes actuales... y la novela tendría el mismo final, ya que la dictadura y sus personajes siguen en pie.
Nuestros infantes y adolescentes tienen que formarse a imagen y semejanza del Partido Socialista, a través de una asignatura que prefiero no escribir su nombre, puesto que -según intenta don José Luís Rodríguez Zapatero- hay que odiar a la gente que no piense como él y sus colaboradores, cuando la gente que él y usted defienden han asesinado parte de mi familia... Y esto último, le doy mi palabra de honor, que no me lo han contado ni tampoco lo he leído. ¡Lo he vivido!. Y sin embargo, a estas alturas de la vida, no se me ocurre “avivar el avispero” para que mis descendientes odien y persigan a personajes que están levantando a los muertos de una sola cuneta... pues los de la otra, los de la mía, no valen ni como estiércol... para ustedes, claro. Y no contentos con la imposición en las clases de esa formación política, resulta que ahora les quitan las subvenciones a los colegios concertados que imparten en las aulas la misma formación, pero separando los sexos.
Vamos a ver. La ley vigente data del año de 1960, donde los padres pueden elegir para sus hijos el colegio mixto o el colegio clasificado (no recuerdo el nombre que se les diera), Pues esa ley fue revisada en 1969 y ratificada en el año de 1999. Y en el año de 1999, a nadie se le ocurrió amenazar con quitarles la subvención a los colegios “no mixtos”, pues entendieron que los padres (o sea la sociedad en general) tienen todo el derecho del mundo a enviar a sus hijos a los Colegios que crea convenientes, por su imparcialidad y por sus normas internas. Y el que los niños estén con los de su género y las niñas con las niñas, ello no significa que se está haciendo una diferencia, por razón de sexo. Simplemente es una opción. Y las opciones suelen respetarse en los Países donde la libertad está presente. ¿O estoy equivocado?...
Pienso que los españoles empezamos a cansarnos de tanta propaganda anti... y de la dictadura que, poco a poco, están intentando imponernos.
Luis de Miranda