jueves, 30 de abril de 2009

Director 2009.04.30



Al fin hemos encontrado a alguien que nos comprende a quienes tenemos dificultades para hablar y entender el gallego... y entender a ciertos gallegos, los que hasta este presente nos defenestraban y nos tildaban de fascistas... más los etc., etc. que no debo repetir para evitar el que un juez me cite, me multe o me meta en la cárcel. O sea que los “franquistas” siguen presentes: antes te obligaban a expresarte en castellano y ahora, por el contrario, te obligan a que te expreses en la Lengua de Castelao. Pero con la misma contundencia, con la misma fuerza del desprecio absoluto y sin dejar de estar en la “mira” de los separatistas.
En esta semana que estamos me tocó ir a pasar la “ITV” de mi coche... y cual no sería mi confirmación a la violación constante de nuestras leyes y Constitución... que el documento que nos entregan -sobre el que anotarán los defectos que se encuentren- está escrito solamente en gallego. Y para cerrar el círculo, los inspectores que chequean los vehículos se dirigen totalmente en gallego... aunque usted les responda en castellano, como signo inequívoco de que usted no domina la Lengua de Cunqueiro. Es tal la obsesión que tienen algunos por imponer la lengua gallega, que no se dan cuenta de que provocan inconscientemente rechazo... cuando quien más y quien menos “chapurreamos” en privado el idioma que nos gustaría conocer a fondo. Sin embargo, y por haber oído a nuestros padres o abuelos (en la mayoría de los casos)los excesos de la dictadura anterior... nos negamos a aceptar las mismas imposiciones que sufrimos hace 60 años.
Me apuesto un café a que en un corto espacio de tiempo, y poco a poco, se irán acercando a nuestra lengua o al llamado “castrapo” mucha más gente que hasta ahora, con la decisión tomada valientemente por nuestro Presidente de la Xunta de Galicia.
Así que, y para terminar, le doy las gracias a nuestro Presidente, señor Núñez Feijóo, por pensar y por conocer la realidad de la gran mayoría de los gallegos.
Gracias.
Luis de Miranda

No hay comentarios: