martes, 26 de mayo de 2009

Director 2009.05.26


Es sangrante, desesperante, inhumano y canallesco, que nuestros políticos permitan que se sigan destruyendo puestos de trabajo en nuestra región (por cierto, nuestros diseñadores y fabricantes llegaron a alcanzar las más altas cotas mundiales, en cuanto a moda), cuando nuestros profesionales han demostrado y demuestran una gran calidad en la confección de prendas de vestir.
Descargo mi rabia contra nuestros políticos, porque son ellos y sólo ellos quienes mueven o paralizan una región... y hasta, en ocasiones, una Nación. Me parece que en el caso del mundo de la moda, nuestros políticos nos están demostrando dos cosas... o una de ellas. (A su elección quedan)...
La primera.- Que les importa tres pepinos que la población sufra la ausencia de puestos de trabajo, con tal de que ellos sigan usando coches oficiales y tarjetas de oro... a cuenta de nuestro sudor y lágrimas. Y bajo esa postura de mirar para otro lado, nos demuestran, día a día, que carecen de sensibilidad.
Y la segunda... mucho más peligrosa para el que la denuncia, nos acerca -quizás, sin ninguna justificación- al dragón de la corrupción, al que lo devora todo, al que nos mancha la honra, el que nos bloquea la mente... pero nos enriquece nuestras cuentas bancarias y nos transporta a un mundo maravilloso, donde la estrechez económica no se conoce, donde las nuevas amistades nos abren los brazos de par en par -mientras les seamos útiles-, donde todo es fácil y alcanzable.
El pueblo liso y llano no acabamos de entender porqué a las Firmas que están enviando a países de Oriente y a Marruecos la confección, no se les carga el retorno de dicha producción con unos fuertes aranceles. ¿Por qué, no, distinguidos políticos?... ¿Acaso están presionados por ciertos apellidos que están en la mente de todos?... Y si están presionados es sencillamente porque ustedes se acercaron demasiado al panel... y en esa “miel” quedaron atrapados... y para siempre.
Pero para nosotros, los ignorados, los despojos de la sociedad, (porque así nos tratan. Sólo hay que acudir a un mitín y comprobar como insultan nuestra inteligencia) el que ustedes hayan pisado el panel de miel nos tiene sin cuidado; el que ustedes vayan a ser juzgados y los metan en la cárcel, nos tiene sin cuidado; el que sus hijos no puedan ir a estudiar a países con otras culturas, nos tiene sin cuidado. Pero lo que no nos tiene sin cuidado es que miren para otro lado, vean como día a día se quedan 700 gallegos sin trabajo... y mientras tanto les importe tres cajones que las grandes Firmas de la confección sigan explotando y dando de comer a los asiáticos y moros, mientras los que nos apellidamos Riveira, Touriño, Ferreira o Cachamuiña... volveremos a vivir la triste experiencia de la emigración.
Perdonen mi sinceridad, pero este comentario de hoy, los pelotas y los adláteres no se lo harán llegar a quienes tienen el poder de reunirse con los técnicos en leyes y estudiar la forma legal de ponerles a estos multimillonarios los “puntos sobre las íes”... sin impedirles en ningún momento una rentabilidad superior a la de la Bolsa... Cuya rentabilidad no caiga en la explotación de las masas trabajadoras.ç
Por cierto, ¿donde están los sindicalistas afectos al régimen del señor Rodríguez Zapatero... pero viviendo a cuenta de todos nosotros?... No sé si dais vergüenza o ganas de vomitar. Lo único que sé es que sólo servís para calentarle la cabeza a los que tienen trabajo, pero jamás le habéis buscado trabajo a los que están en la calle.
Luis de Miranda.