viernes, 5 de junio de 2009

Director 2009.06.05


Los lamentables, tristes y vergonzosos acontecimientos que se están viviendo en Vigo son una inéquivoca respuesta a las pasadas elecciones del pasado primero de marzo. Porque la justificación de esta lucha contra el poder alcanzado, a través de las urnas, el pasado uno de marzo, es la misma que tienen los demás sectores laborales en las distintas regiones de España. Y siendo semejantes las aspiraciones del resto de la masa laboral, ¿por qué en las autonomías presididas por el PSOE y sus “adjuntos” a los bi, tri-partitos, no se desencadenan este tipo de manifestaciones... “a guerra a muerte”?...
Estos aprendices a terroristas (me refiero a los que se cubren el rostro. Porque yo jamás quise hacerlo, al principio de la década de los años 70 del siglo pasado, donde aquellas si que fueron “cargas policiales” y no las de ahora. Y sin embargo en aquella etapa de la historia de Vigo nadie se cubría el rostro, porque de llevarlo cubierto todo el cuerpo policial iba a por ti. Y yo me pregunto: “¿Por qué en todas las concentraciones, sean del tipo que sean, no se persigue de plano a todos aquellos que se cubren el rostro?... Según las imágenes que se conservan en las filmotecas-son los que les da igual si a este o aquel lo dejan tetrapléjico, ciego, sordo o muerto.
Les da igual quemar el coche de tal o cual trabajador o quemarle la casa, si con ello consiguen mayor protagonismo. Les da igual que nosotros -con nuestros impuestos- tengamos que pagar los destrozos del material urbano. Lo importante es causar el mayor daño posible para que la sociedad se acobarde y entre a “negociar” lo que ellos exigen. Y curiosamente son estos energúmenos lo que protestan contra las “cargas” policiales, cuando sólo tenemos que ver las armas que ellos manejan para luchar contra los agentes de la seguridad del Estado: lanzamiento de tornillos de gran grosor y tamaño, bombas de palenque, piedras de distintos tamaños, etc., etc.
Cuando estos aprendices a terroristas se “equipan” para la manifestación, lo primero que hacen es lanzar una “avanzadilla” para abastecer de tornillos, piedras y bombas de palenque, en aquellos lugares donde pueden hacerse fuertes, ante la respuesta pòlicial. Porque no olvidemos que la policía actúa, cuando es necesario que nos protejan a los ciudadanos de a pie y a ellos mismos. Así que nunca les crean a los delincuentes (que nada tienen que ver con los trabajadores), porque los representantes de ellos se encargan de publicitar la falsa realidad. Observarán que ellos son las víctimas y los cuerpos de seguridad del Estado, los terroristas.
Señor Presidente, señor Núñez Feijóo no se deje impresionar por estas bandas, pues lo único que buscan es desestabilizar la democracia e implantar otro bi-partito donde ellos (con tan sólo media docena de votos) recuperarían el mango de la sartén. Y si usted desea comprobar cuanto le digo, solicite al Delegado del Gobierno que las fuerzas de seguridad identifiquen y lleven al estrado a los “cara cubierta”... y se asombrará usted mismo de que nada tienen que ver con el mundo laboral; y sí, y mucho, con la delincuencia.
Luis de Miranda.