martes, 9 de junio de 2009

Director 2009.06.09.



No acabo de entender porqué don Carlos Negreira se ofrece tantas y tantas veces a pactar asuntos de interés general para nosotros, los coruñeses, con nuestro Alcalde, don Javier Losada Azpiazu, si lo único que obtuvo y obtendrá son frases sin sentido, vacías, pero cargadas con ironía gallega. Don Javier Losada Azpiazu jamás pactará con ningún Partido Político que no sea de la cuerda de las izquierdas, porque en la saga de los “progresistas” solo caben el PSOE y todos los “radicales de extrema...” lo que ustedes quieran etiquetar.
Probablemente -según la percepción que tenemos los coruñeses que no vivimos a cuenta de otros- que no se trata de que don Javier no estudiase la posibilidad de firmar un acuerdo con don Carlos Negreira. El problema, la gran muralla a saltar, es el que le plantea don Henrique Tello. Y mientras don Henrique Tello no abra la mano o no autorice a nuestro Alcalde a entrar en negociaciones con alguien... don Carlos Negreira puede seguir intentándolo que nada obtendrá.
Lo que no me entra en la cabeza (por llevar muchos años en contacto con nuestros políticos) es que todavía don Carlos Negreira no haya llegado a la conclusión de que quien dirige los destinos del Excmo. Ayuntamiento de La Coruña -siempre según lo que sentimos la mayoría de los coruñeses- se llama “la bisagra”. Y la bisagra tanto sirve para abrir como para cerrar: todo depende de quien esté dispuesto a colocarla en la cima del poder y con el cheque que tenga un mayor número de ceros... a la derecha. Los Partidos que ejercen de “bisagra” no actúan con arreglo a lo que preconizan, sino a la cantidad que se pacte en “el contrato no escrito”.
Por lo tanto me parece un gesto de principiante político el de don Carlos Negreira; ya que eso mismo lo está haciendo el P.P. en otros ayuntamientos de España. Salvo que lo único que buscara fuese un titular para la Prensa local.
A ver si queda claro la postura política que se volverá a repetir dentro de año y medio o dos años, máximo: don Javier Losada Azpiazu y sus sufridos colaboradores seguirán bebiendo “quinina”... pero seguirán gozando de los privilegios del poder y del dinero de nuestros bolsillos: el de los contribuyentes. Y si en algún momento, por razones obvias, tienen que ponerse mascarilla... tampoco les importará demasiado.
Eso es lo que ellos creen. Sin embargo la realidad, por mucha máquinaria propagandista que pongan en funcionamiento, es la que es: Galicia, España y Europa les han dicho a la gente “progresista” que vayan “a freír buñuelos” y otras cosas más... que ni digo ni escribo por educación, pero que están en la mente de todos ustedes.
¡Ah!. Los personajes de Sierra Morena y los terroristas que marcaron ayer con una diana el coche de la portavoz de Galicia Bilingüe, en la ciudad de Vigo, estamos intentando que, poco a poco, vayan desapareciendo del espectro político gallego. Ojalá lo consigamos mas pronto que tarde... por el bien de los dos, como dice el bolero.
Luis de Miranda.