jueves, 11 de junio de 2009

Director 2009.06.11



No se me ocurre ninguna idea para que la imagen que mantiene el pueblo liso y llano de España, de que la Institución menos valorada es la de nuestros Jueces, pueda ganar unos enteros y alejarse totalmente del mundo de los políticos y de la política. Pero, una vez “saboreados” los placeres que brinda el poder, es muy difícil dejar de sentirlos en lo mas hondo de nuestras preferencias.
Pero no es este el camino que deseo transitar en el día de hoy, por miedo a que se meta alguna “china” en mis zapatos.
Hoy, al igual que ustedes, he visto y veo “en negro sobre blanco” la deuda que estamos acumulando los gallegos es de casi cuatro mil millones de euros (seiscientos cincuenta mil millones de pesetas: 650.000.000.000 ptas.) y además nos dice el propio Banco de España que “es la cifra mas alta desde los últimos trece años”. Y yo me pregunto, ¿cuantos millones de euros anuales tenemos que pagar -sólo en concepto de intereses-?...¿cuantos millones tendremos disponibles para amortización de capital?... ¿dentro de cien o ciento cincuenta años habrán nuestros descendientes pagado la deuda que les dejamos irresponsablemente?... Sí, señoras y señores, he dicho irresponsablemente. ¿Y saben por qué?... Porque nuestro Conselleiro de Presidencia, don Alfonso Rueda, reveló ayer que la Firma “Carrumeiro Media”, que hasta octubre de 2006 tuvo como socios “a destacados miembros” de las Consellerías del B.N.G., percibió alrededor de 900.000 euros” en contratos menores y procedimientos negociados “sin publicidad” de la Xunta del bipartito.
Después de saber que en Inglaterra un miembro del Gobierno renunció por el mero hecho de haber pagado tres Libras (del dinero de los contribuyentes) en la compra de comida para sus perros... sigo en mis trece y reconociendo públicamente que en ninguna de las regiones de España ni conocen ni practican la democracia, puesto que a todos ustedes -sin excluír a nuestros políticos- se han reído a mandíbula batiente al saber la noticia anterior. Y es que aquí, en la totalidad del territorio español, se pille a quien se pille metiendo mano en el cajón que guarda nuestros impuestos... no pasa nada. La oposición monta el circo... y los suyos apoyan al caco, por aquello de que la Justicia todavía no se ha pronunciado. Total, que aquí, ni renuncian los que “trincan” nuestro sudor y esfuerzo, ni los jueces los meten en chirona. Y ya ven ustedes que no se andan con “chiquitas”... igual se gastan 900.000 euros en estampitas de la Torre de Hércules o en estampillas del Niño Jesús o en “catering” o en trajes de caballero o de señora o en primeras comuniones o en bodas. Cualquier “pago” lo justifica sobradamente el esfuerzo y la responsabilidad de ese tipo de políticos.
Si tuviésemos un 5% de moral y de ética profesional o vocacional, no dejaríamos el futuro de nuestros hijos y nietos hipotecado... Aunque bien pensado, el futuro de nuestros descendientes nos interesa tanto, como a los sicarios, la bondad y el honor del marcado con la diana. Y, por favor, no me vengan con demagogia que los hechos están ahí: lo importante es que yo viva bien... el que venga detrás que arrée.
Luis de Miranda.