miércoles, 17 de junio de 2009

Director 2009.06.16


Desde hace bastantes meses -quizás, más de dos años- os vecinos de la zona que circunda el Mercado de Monte Alto se venían quejando, nos veníamos quejando, de que en los días de lluvia los peatones de edad avanzada terminaban con las nalgas estampadas en las aceras, debido a que el granulado que en su día se eligió no es el que garantiza la seguridad del peatón. Por lo tanto, cada día de lluvia, y concretamente en la calle del Cuento en su acceso al supermercado Gadis, era raro no tener que auxiliar a personas de toda edad que habían dado con su anatomía en la acera.
Pues bien, desde mediados de la semana pasada hemos recibido en el barrio con gran satisfacción el cambio del piso peatonal por otro material que, en principio y según manifestaron los operarios de la compañía que realiza estos trabajos, no es deslizante. Por consiguiente, a partir de ahora, esperamos que nadie mas dé con sus nalgas en la acera... por el bien de los viandantes y para tranquilidad del responsable de infraestructuras de nuestro excelentísimo Ayuntamiento de La Coruña.
¡Ah!. Por si sirve de información... parece ser que ese mismo problema de “convertir las aceras de ciertos barrios en pistas de patinaje” lo tiene la zona de la Sagrada Familia.
En nombre de quienes residimos o trabajamos en el barrio de Monte Alto, hacemos público nuestro agradecimiento a la persona responsable del Excelentísimo Ayuntamiento de La Coruña... con la esperanza de que esta vez hayan acertado en la compra de las baldosas, para no tener que seguir presenciando verdaderas caídas y sustos de los peatones de esta área coruñesa.
Luis de Miranda.