miércoles, 17 de junio de 2009

Director 2009.06.17


Dicen de nosotros, los mayores de edad, que vamos por la vida negando todo: la gente nos ha perdido el respeto, la gente ya no tiene el sentido de familia, la gente se ha vuelto violenta, la gente se ha vuelto perezosa, cómoda y, a veces, indiferente... en tanto en cuanto no surja el problema en su ámbito. Pero, por encima de todas estas nimiedades, a las generaciones venideras nadie les ha enseñado el sentido del honor y sí, el de la envidia y sin olvidarnos... de la mentira. Ahora ya nadie se estrecha la mano, como muestra de que el pacto acordado es inviolable.... Y sobre este punto, recuerdo que de adolescente, en las ferias de Sarria (Lugo) se compraba y vendía ganado. Y una vez que comprador y vendedor habían llegado a darse la mano, en señal de conformidad en la compra o venta, ya podían venir otros ganaderos, minutos mas tarde y ofrecer el doble... que hoy no existiría ningún documento firmado por cuarenta Notarios que tuviese más validez que la palabra dada.
Y el otro punto es la mentira. Hoy se miente por sistema o por derecho constitucional. Y yo personalmente le tuve y le tengo mas miedo a la mentira que a cualquier arma de fuego. La mentira es algo tan odioso que la nausea afluye a mi organismo con idéntica velocidad que el oxígeno a la sangre.
Se habrán dado cuenta que llevamos unos días en que las aceras, los coches, los mostradores, los buzones, etc., etc. están cubiertos por un tríptico promovido por la Coordinadora Gallega de equipos de Normalización y Dinamización Lingüística y subvencionado por las Universidades de La Coruña y Vigo y las Escuelas Católicas Galicia. Estos miles o millones de trípticos supongo que han sido pagados por algún mecenas, pues no quisiera pensar que con mis impuestos se gasta dinero en propaganda que no dice la verdad... cuando en esa misma Galicia se están yendo al paro setecientas personas diarias... y estamos echando hacia Portugal nuestras Empresas mas rentables.
Leo... “A situación actual é que o idioma que debería unirnos está sendo utilizado para separarnos nunha loita na que algunha xente busca a desaparición da nosa lingua do sistema educativo”. Pero, vamos a ver... ¿quien diablos está dando la vara y jorobando la buena convivencia que hasta ahora existía entre castellano parlantes y gallego parlantes?... ¿Quien diablos nos amenazan y nos miran con odio a los que usamos la Lengua de Cervantes, cuando nosotros jamás hemos menospreciado a nuestros abuelos, que sí hablaban gallego?... ¿Quien diablos marca con una diana (que no olvidemos que la diana significa muerte) a quien defiende la Lengua Castellana?. La que, por cierto, es la Lengua oficial de todo el Reino de España... Por favor, no se hagan pasar por víctimas cuando ustedes son los verdugos. O sea, que déjense de mentir y de envenenar a nuestros hijos y nietos con historias irreales.
Y sigo leyendo... “Neste contexto, e ante a enquisa que vai realizar a Xunta, pensamos que é necesario que os pais e nais lle fagan saber à Consellería de Educación algo que parece do mais lóxico: que queremos que os nosos fillos e fillas dominen as dúas linguas e que, por tanto, o galego sexa tamén lingua da aprendizaxe”.
Y siguen deformando la verdad... Vamos a ver, señoras y señores, los que hemos dicho miles de veces, por activa y por pasiva, que queremos que nuestros hijos y nietos conozcan las dos Lenguas somos los que recibimos las “dianas” y los que somos tildados de anti-gallegos, de fascistas y de todas esos epítetos que se usaron a principios del siglo XX. Lo que ustedes quieren es imponer el gallego sobre una Lengua que hablan cerca de 700 millones de personas y que no es una herramienta indispensable para labrarse un futuro prometedor en un mundo donde la competencia es muy exigente. Y las herramientas del presente y del futuro son el inglés, el castellano, el alemán y el italiano.
Pero... antes de que se pongan nerviosos... quiero añadir lo más importante: nosotros, los anti-gallegos, los fascistas, queremos y deseamos que nuestros hijos y nietos estudien el gallego... pero no, en gallego, y además...¡por cajones!.
No, miren, el “por cajones” que es lo que se estuvo haciendo hasta ahora, se ha demostrado que no funcionó. Y en cuanto a que las madres y los padres sigan estando amenazadas estos días por parte del propio profesorado separatista... es algo que va a tener que solucionar la Consellería de Educación. Y de esto se guarda silencio.
Por favor seamos realistas y démoles a nuestros hijos y nietos la libertad para que ellos elijan aquel idioma en el que desean ser formados, cara al futuro. Y dejémonos de demagogias y de romanticismo. Y sobre todo no desvirtuemos la verdad.
Luis de Miranda.