jueves, 18 de junio de 2009

Director 2009.06.18



Antes que nada quiero, queremos desde esta Emisora felicitar a esos más de cinco mil coruñeses que hicieron la marcha cívica, en la tarde de ayer, y convocada en apoyo de que la Unesco la declare “Patrimonio de la Humanidad”... y de esta forma en nuestra querida España se vayan sumando ciudades, a través de sus monumentos- después de Salamanca, por ejemplo.
Nosotros, por razones de trabajo, no hemos podido estar todos, pero algunos de nuestros compañeros sí han estado.
Pasemos página y vayamos a otro tema y otra noticia.
Vamos a ver.
Me parece muy bien que los representantes de los principales Sindicatos CIG, CC.OO. Y UGT empiecen a reflexionar y dejen de seguir echando “gasolina al fuego” en las huelgas del sector del metal que se están llevando a cabo en la ciudad de Vigo y alrededores. Sin embargo debo recordar a los seguidores, simpatizantes y compañeros de militancia de estos Sindicatos, que estos estallidos de violencia los iniciaron ellos; como aquí, en nuestra amada Coruña, lo hicieron en el sector textil: hace un par de años, en la Empresa “Mafecco” y ahora en “Caramelo”.
Lo que no imaginaron estos representantes vecinales que la masa laboral de Vigo no tiene nada que ver con la del resto de España. (Sólo basta recordar los hechos sucedidos en el año de 1972: los cuales he vivido, ya que en esa época residía y trabajaba en Vigo). Tampoco imaginaron que estos futuros desempleados -ya que el sector del automóvil está practicamente cerrado-, al no tener nada que perder (por una parte) y al estar presionados por las provocaciones de los sindicalistas (por la otra) iban a defender lo indefendible a golpe de “terrorismo puro y duro”. Y ahora que encendieron la mecha los tres Sindicatos mayoritarios y echaron toda cuanta gasolina tenían guardada sobre el fuego... resulta que se acobardaron ante la triste realidad de los hechos; y cual ratas, son los primeros en abandonar el “barco”. Ahora, justo, ahora cuando ya se recurre al uso de explosivos.
¿Por qué, sin embargo, recurrieron a la violencia en los casos anteriormente citados. “Mafecco” y “Caramelo”?... Porque allí también recurrieron a la violencia y al “terrorismo laboral”, ¿o no lo recuerdan?... Golpeando a sus propias compañeras de trabajo; rayando los coches de sus compañeras de trabajo; amenazando a las compañeras que no quisieron secundar la huelga, etc., etc. Y, para no cansarles, recordemos las imágenes que nos han mostrado los Canales de Tv., en las instalaciones de la Firma “Caramelo”.
Si les soy sincero, jamás me gustaron aquellos cobardes que tiran la piedra y esconden la mano. Y eso es lo que ustedes han hecho en la provincia de Pontevedra; y concretamente en Vigo.
¿Y ahora, qué?... A organizar otra “movida”... en otra parte. Pero, jamás, les veré a ustedes haciendo todo lo posible para conseguir reducir el número de parados. Sólo meten las narices en los que tienen trabajo... para desestabilizar las normales relaciones laborales entre trabajador y Empresario.
Lo que hacen ustedes es patético, de verdad. Ahora que, por mi parte, pueden seguir lavando los cerebros que quieran... y dándose a conocer como realmente son.
Luis de Miranda.